Problemas de la inseminación artificial

La inseminación artificial trae consigo una gran cantidad de beneficios que no pueden ser negados incluso por aquellos que consideran el acto anti-natura; sin embargo, como todo en la vida esto trae complicaciones y algunos problemas que no pueden pasar desapercibidos al ojo.

El síndrome de hiperestimulacion ovárica es el primero de estos inconvenientes aunque realmente no es muy frecuente, esto debido a la vigilancia que se le debe hacer reglamentariamente a los ciclos ováricos. El problema de hiperstimulacion ovárica puede ser a causa de una negligencia médica por no detener el proceso de manera inmediata si se presentan complicaciones.

La estimulación trae además la posibilidad de embarazo múltiple,  un riesgo que generalmente las clínicas evitan por ser mucho más delicados que el embarazo normal, incluso existe la posibilidad de embarazo ectópico, que se produce cuando el embrión se ubica fuera del útero por su imposibilidad de avanzar por las trompas de Falopio.

Alejado de los problemas que se pueden ocasionar en un proceso no vigilado, tenemos los inconvenientes de tipo natural, que son factores de importancia al momento de realizar la inseminación artificial, algunos por parte del hombre y otros por parte de la mujer, estos son:

  • Problemas relacionados con el ciclo menstrual y la función ovárica: Para que una paciente pueda ser inseminada artificialmente necesitara de ovulación espontanea, por lo que el ciclo menstrual deberá ser controlado y no repentino; por otro lado, las trompas de Falopio deben ser completamente funcionales ya que por allí procederá la fecundación.
  • En el caso del hombre, la calidad del esperma deberá ser buena, pues al final es el semen quien deberá llegar al ovulo fecundado recorriendo las barreras naturales del aparato reproductor femenino.

Fuera de todo esto, la inseminación es un acto sencillo y sin complicaciones que trae consigo gran felicidad a una pareja con dificultades reproductivas, ya sea por problemas genéticos, sexuales o por imposibilidad.

Requisitos para la inseminación artificial

La mayoría de las personas pueden ser aptas para solicitar una inseminación artificial a su ginecólogo de iera; sin embargo, el proceso requiere igualmente de requisitos para su realización, estos  comienzan con análisis y pruebas varias que determinan si la persona puede realizar este proceso.

El primer paso es hacer una prueba para detectar enfermedades para evitar que haya contagios en la pareja así como en el bebe.

Luego de esto, se realiza una comprobación de la permeabilidad tuberica la mujer, conociendo así sus trompas de Falopio y determinando si las mismas son funcionales; para el hombre, los requisitos también son un factor e incluso un análisis de recuento de espermatozoides móviles mejor conocido como REM.

La cifra para que un hombre pueda  ser procedente a la donación de esperma es de 3 millones de espermatozoides; caso contrario, se realiza un proceso de selección pero las posibilidades de poder fecundar estos espermas se disminuyen de manera drástica para la mujer.

Una vez realizado todos los exámenes pertinentes para evaluar posibilidades, se verifica la edad y las condiciones físicas e internas de las personas, siendo un punto aceptable los 36 años de edad. Como todo cuerpo mantiene un ritmo distinto, las personas mayores a esta edad también pueden ser parte del proceso pero su factor de éxito es menor al de aquellas personas más jóvenes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn