Recopilación de usos y costumbres en los cuidados de los bebés

El día de hoy nos disponemos a hablar de temas de pequeños, de cuando ni siquiera había pañales como los de hoy en día de desechables, nos rememoramos a la temporada de hace más de 40. Dado que el 100% nos consta las heces y las expulsiones de orina en el pequeño se generan de manera involuntaria. La meada se emite hasta 20 ocasiones al día y la defecación se suele producir de 1 a tres veces diarias. Lo mejor y más prioritario resulta ser que la mamá ó el individuo que cuide al niño tenga sin humedad y curioso al niño en cada periodo de nutrición… A un pequeño que resulta ser propenso a vomitar se le asiste preferiblemente con pañales absolutamente relucientes ya antes de cada ingestión de su nutrición. Ya antes de proceder a su colocación en el pequeño se han de agrandar los pañales en el orden necesario. Antes se coloca el mayor pañal ancho, después el de lana y encima el pañal de tres picos.

Después de eliminar el pañal sucio, se limpian los glúteos con una parte de pañal ó con un paño húmedo y más tarde, se limpian bien con agua. A los bebés pequeñas se les ha de higienizar de delante hacia atrás para evitar posibles enrojecimientos de los conductos genitales a raíz de la restos de defecación. Ahora empleamos polvos de talco. Entonces preparar al pequeño encima de un grupo de pañales que quedarán en el orden previsto entre las piernas. Este viejo método de envoltura de pañales y cremas de cosmetica natural conseguia un buen entorno aclimatado para el lactante, mas tenemos que reconocer que disponía de un trabajo que las madres ó nanis actuales, ni siquiera se pueden permitir ni poseen minutos para las mencionadas trabajos.

Acabado el segundo mes comienza ya el pequeño a zapatear de manera fuerte. Para el lactante el poder patalear fue un placer inmenso y una señal evidente de que todo transcurre muy adecuadamente y se encuentra sano. Cuando más zapatea es cuando bañarse y previamente de ajustarle los pañales. Resulta ser entonces en el momento que el bebé necesita sus nuevos calzones a la hora de el pataleo cambiando la mantilla de algodón, puesto que otorgará más agilidad al bebé.

A pesar de que parezcan prácticos los calzones de goma y los pañales impermeables no deben de ser empleados por un buen tiempo por las escoceduras, acontecimiento que hoy en día es complejo pues se han resuelto todos y cada uno de los detalles con los pañales modernos y renovadores que han arreglado la mayoría de dichos carencias de los sistemas que se usaban hace cuarenta, ya que los pantalones de goma cerraban la epidermis de manera hermética y complicaban la transpiración y perdida de temperatura.

A lo largo de el primer año de vida del bebé no precisa todavía ningún calzado, los problemas de pies planos y varias distorsión de los pies no solo no se esquivan a través de zapatos sino sin embargo consiguen acreditar aquella circunstancia. Los patucos que colocamos a los bebés no necesitan acabar en pico, en su fabricación se cuidará de que dispongan de una anchura buena a la altura de los dedos con lo que se impedirá el natural crecimiento y autonomía de los pies del pequeño.

Hace tiempo los pañales que se veían mojados se debían poner de forma inmediata a higienizar. Los pañales con heces se lavan en primer lugar de que la caquita sea más espesa antes de lavarlos, el pañal se ponía a hervir durante unos 10 minutos y después se limpiaba con sacrificio. Después se ponían a secar al tendedero, aun durante semanas tendrían que ser planchados ya que el planchado ayudaba a ponerlos libre de bacterias. Figurense ustedes el tiempo que se utilizaba al no poseer los pañales presentes de un uso, que aun existen de niños y niñas pudiendo incluso seleccionar tamaños de distintas edades, ello es debido a que en el momento que avanzan las jornadas el volumen de bebé varía. En los pañales se podría mirar el nivel de renovación en todos y cada uno de los tiempos en dicho artículo.

Unido a una oportuna dieta incluso higiene, el pequeño requiere incluso para su desarrollo que le dé el fresco y el sol. Siempre que permanezca la ocasión agradable tenemos que pasear a al pequeño a la intemperie desde la 2ª semana de vida y en otoño es conveniente desde el mes de vida, lo deseable es  a parques con jardín mas si es imposible una terraza ó un balcón en el cual dé el sol vale para nuestro objetivo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn