A veces dentro de esos guardajoyas vemos gargantillas

En la alcoba de una hembra como norma se encuentra un estuche donde coloca joyas o incluso bisutería del pasado que ya no se ponen puesto que están deterioradas o incluso por descuido.

Muchas de estas alhajas como esclavas y colgantes se pueden aprovechar si se arreglan tranquilamente de forma que brillen igual que en otras épocas.

Muchas de estas piezas de joyería eran de color plata y dorado ya que se crearon con metales que con el transcurso de los años y el fresco se han estropeado. Lo que en un principio debemos hacer con los gemelos personalizados es percatarse de el tipo de mineral y naturalmente el color que presentan ahora.

Bastantes alhajas ya vienen bañadas en oro pero con el transcurso del tiempo desaparece del metal original y de ninguna manera se puede volver a obtener ese tono dado que tendrían que volver a bañarlas en ese apreciado metal y resulta más oportuno gastarnos el dinero en una nueva, mientras que llegue a ser un metal poco valioso dado que si son de plata de ley el precio aumenta.

La plata buena envejece bastante peor que otros metales y por supuesto es más compliacado limpiarla. Para poder adecentar unos pendientes ha de hacerlo con un tejido que esté decente y luego friccionar bien intentando que lo oscurecido desaparezca, y si el color oscuro persiste disponemos de técnicas más efectivas como por ejemplo el zumo de limón, la pasta de dientes o el bicarbonato. No emplee productos químicos que suelen destruir el metal y al mismo tiempo podrá dañarse los ojos o las manos si toca ese fluido.

Si dentro de su cofrecillo tiene muchos anillos y aretes de plata y desea que no se le oscurezcan es necesario frotar estas alhajas empleando productos naturales.

Gemelos de profesiones

A veces dentro de esos guardajoyas vemos gargantillas que están rotas de manera que es necesario acercarse a una tienda especializada con el objetivo de que puedan repararlas, sin embargo generalmente es mucho más caro que reparlas a través de determinadas técnicas que tenemos via on line.

Existen individuos que no utilizan un joyero para meter sus gargantillas y las colocan en cajones, de esa manera pueden perderse piezas al estar desordenadas.

Las damas almacenan multitud de gemelos profesiones y lo ideal es realmente decantarse por un joyero con amplitud que tenga bastantes separaciones con la intención de meter sin problemas cada pieza de joyería. Los estuches se ofertan en hipermercados y sin duda en comercios especializados donde va a poder escoger el que más le agrade y por supuesto pueda colocarse en el sitio que posea en su domicilio. No se le olvide colocarlo en un lugar seguro por si alguien intentase timarle.

Las alhajas de elvado importe las vemos en cajitas para protegerlas de daños y arañazos, en todos los hogares es muy común que tengan piezas de joyería cotizadas. Si tiene que viajar y no tiene ningún contrato con ninguna empresa de seguridad en el hogar, lleve esas joyas a un lugar seguro, porque suelen quitárselas los maleantes porque su peso es reducido y si resultan ser de oro podrán derretir el metal y llegar a venderlo a joyeros sin vergüenza ninguna que más tarde lo emplean con objeto de hacer brazaletes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn