Los obsequios que quedan en el recuerdo

La naranja va a ser una fruta que conocemos todos, no obstante nos vendría muy bien aprender más cosas de ella.

Podemos ver más de trescientas clases de este cítrico en todo el mundo. Durante los meses de frio dicho citrico se convierte en la estrella pero se come a lo largo de todo el año por sus múltiples variedades de pulseras. Sería importante distinguirlas correctamente para comerlas en su momento justo beneficiándonos de el cien por cien de sus cualidades tanto entera como en zumo.

Las naranjas se clasifican en dos grupos: dulces y amargas. La naranja dulce diremos que es la que más comemos.

Entre las naranjas de sabor dulce podemos encontrar la naranja de Jaffa, la naranja navel y la naranja valenciana, y además la mandarina, que va a ser más pequeña, de sabor más pronunciado y además presenta colores rojizos que se expanden por toda la carne. Estas frutas con sabor amargo se usan muy a menudo para hacer mermelada, y su aroma se usa para realzar el sabor de bebidas alcohólicas como Grand marnier y cointreau.

Como contiene antioxidante por la vitamina C, hace que su consumo sea beneficioso para nuestra vista, piel, oído y aparato respiratorio. Y tambien, este cítrico nos ayuda a reducir los síntomas de enfriamiento y a remediar dolencias como el hipertiroidismo y el estreñimiento. Asimismo será recomendable en la menopausia ya que aminora los acaloramientos bastante frecuentes en esas circunstancias.

Esta fruta es una gran fuente de vitamina C, y además las generosidades alimenticias en ningún caso terminan ahí.

Es uno de los citricos con menor cantidad de calorias. En realidad son perfectas en las dietas de adelgazamiento debido a el alto contenido en agua además de la presencia de Ácido fólico, potasio, vitamina C, magnesio y calcio.

Su alto contenido en fibra facilita el tránsito intestinal e incluso no debemos olvidar sus propiedades para retrasar el envejecimiento.

La temporada en la cual nos convendría comer estos frutos es el invierno, nos vendría bien consumir cantidades generosas puesto que ayuda a combatir los enfriamientos de pulsera que solemos coger en este periodo. Y además va a ser muy buena de cara a el bienestar general de la persona.

Si nos preguntamos como comerla, lo ideal va a ser en el desayuno, comida y cena la naranja íntegra, entre las comidas, exprimida.

Podremos combinarlas con diversos comestibles por ejemplo los dátiles, fresas, higos, queso fresco, etc.

Las naranjas se siembran a menudo en invernáculos, y aunque el fruto nos parezca perfecto, esta clase de naranjas no son igual de sabrosas.

España diremos que es uno de los primeros abastecedores de naranjas a nivel internacional.

Estos frutos a día de hoy pueden venderse bastante bien por las webs. De ese modo los consumidores adquieren un alimento saludable y además a muy bajo coste

La mayoría de los hombres y las mujeres se están dando cuenta de lo sano que será tener una dieta equilibrada donde la fruta esté muy presente.

Con las naranjas podremos elaborar una gran cantidad de menus gustosos, tanto salados como dulces.

Para terminar, quiero enseñaros una receta bastante sencilla que podréis preparar en vuestro hogar y que posiblemente os va a gustar. Van a ser las naranjas condimentadas.

Los ingredientes que necesitamos son: vinagre, sal, naranjas, cebolla fresca, aceite de oliva y perejil.

Para empezar pelaremos la fruta, eliminando todo lo blanco. Posteriormente las partimos en láminas estrechas y las extendemos en un plato. Agregamos el aceite, la sal y el vinagre

Partimos la cebolla fresca bastante finita y la repartimos por encima de la fruta. Por último partimos el perejil y lo espolvoreamos. Ya lo tenemos preparado, creo que os va a gustar.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn